Por pedido del público, el post de principio de mes traducido al castellano. De ahora en Adelante voy a publicar en ambos idiomas.

Decidí empezar de nuevo con este blog para ejercitar un poco mi escritura porque me gustaría empezar a trabajar un poco escribiendo contenido freelance, y me di cuenta que no escribi nada en… como un año, poco más.

Ojalá tuviera una excusa coherente para la inactividad, pero lo cierto es esto: escribir siempre fue mi escape, y últimamente no necesito realmente escapar. Estoy bien. Soy feliz. Se siente raro pensarlo.

Es gracioso pensar que empecé este blog hace seis años, lo cual wow. No pensé que hubiera sido tanto. Pueden bajar si quieren y ver el primer (y, jajaj único) post en este blog, y de hecho pienso que es un descubrimiento interesante ver cuánto cambie en los últimos seis años.

Hace seis años cuando empecé este blog y publiqué ese post, estaba recién recibida en Argentina, con un trabajo que odiaba, y un creciente sentido de perdida que eventualmente creció hasta convertirse en una depresión bastante salvaje. Todavía me acuerdo de cómo me sentía en ese momento—para usar las palabras de Jane Eyre, pobre, oscura, mediocre, y pequeña.

Me tomo un tiempo darme cuenta que no soy un ave y ninguna red me atrapa. Todavía me cuesta a veces; esos días con una batalla cuesta arriba agotadora. Pero son cada vez menos y mas lejos uno del otro, y por lo general puedo ver el desastre en la distancia y agarrarlo antes del choque.

Este tipo de juicio es algo de lo que no era capaz hace seis años. La terapia por la que pase me permitió empezar el proceso de despegarme a mí misma y mi identidad de mi familia y mis circunstancias.

Mi familia, mis circunstancias, y lo que la combinación de las dos se convertía en la forma de mis expectativas, tuvieron un impacto gigantesco en la erosión de una autoestima que siempre fue, lo admito, sorprendentemente baja. No sabría decir por qué, porque pese a todos los problemas, sutiles y no tanto, en nuestra pequeña unidad familiar, mis padres y hermanas siempre me animaron y amaron.

Creo que el mayor cambio que noto soy yo. El cambio en mi atención de los pensamientos de otros a la consciencia de mi misma y mis propios sentimientos, independientes, individuales, y completos incluso en soledad.

Leer el post de hace seis años se siente como mirar al pasado desde la cima de una montaña rocosa. No fue fácil, llegar hasta acá arriba.

La mayor parte de la gente no entiende por qué Jane Eyre es mi libro favorito. No es porque es una ventana a una era tan distinta de la nuestra, o la prosa, o el pensamiento de un complicado romance victoriano minado con problemas y secretos.

Es que Jane es un ser humano, con una voluntad independiente, que está usando ahora para irse.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s